Presentación «El Sello de Santi»

Presentación del libro «EL SELLO DE SANTI»
 
El libro que se presentó en ITACA (Galapagar) el 20 de diciembre comenzó a escribirse en el Siglo del Columpio y de sus primeras páginas no se pudo corregir las malas porque lo eran todas. Páginas que no dieron respuesta a la pregunta que les daba titulo: ¿ Adónde estás ?… a buen seguro que son tus cosas éstas.
 
Años después, y cuando ya se habia encontrado el Sello de Santi, volvió a aperecer con el título «Galapagar, del cielo al infinito…por lo menos», dando respuesta desde las páginas inexistentes a la primera pregunta.
 
Después de años de insomnio vuelve a aparecer el reciente 20 de septiembre en el teatro Victoria de Madrid para realizar el exhorcismo que lo convierta en Libro, es decir que conteste a la pregunta antepenúltima. Y a buen seguro que alguien habrá a quien contesté el libro, dijo la correctora María Rebollo, maestra y escritora; alguien habrá, alguien habrá. Y si como dijo nuestro editor, Ezequiel Teodoro, director de la editorial Avant, es un libro con alma, sabrá buscar a quien lo quiera leer, y se lo podrá leer, como se lee lo que no es de nadie. Y si tiene alma, y tiene nombre, EL SELLO DE SANTI, y le parece libro a Julio y Julia ¡ es que lo es !
 
Y aparece con antecedentes pero sin tendencia. Y fue que cuando tuvo nombre y tuvo alma se escribió como si se tuviese un cuchillo en la garganta y una voz que repitiera: ¡ Cómo nos aburras estás muerto ! Quizás por eso fuera que se prefiriera no entender a aburrir.
 
Este Libro quiere honrar y agradecer al Viejo Galapagar por haberle dado respuesta no a la primera sino a la última pregunta: ¿ A que he venido aquí ? Y también quiere agradecer al Viejo Galapagar por su generosidad y confianza al abrir sus puertas de par en par, quizas porque sabía que la unica intención era la de pintar los bancos de lunares.
 
Y cómo olvidar a aquella Mujer que una vez escribió: La distancia es algo que inventó el hombre para justificar el aburrimiento.
 
¿ Y el Sello de Santi ?
 
Eso es un secreto que quedó enterrado en el Viejo Galapagar. Gracias
Luís Luna

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *