[Entrevista] Limpiando boquerones: recetas, música, palabras y belleza

«En la sociedad, en general, estamos faltos de amor, y yo a través de recetas y música puse mi granito de arena, cocinar con palabras, con afecto ,mi plan perfecto para el futuro.»

libro de recetas Limpiando boquerones

1)¿En qué momento surge tu conexión con la cocina?

 

Desde nena, siempre se me iban los ojos detrás de los restaurantes, de los camareros y camareras, de los platos humeantes que salían de la cocinas, de los olores del mercado. Visitar colmados, perdidos prácticamente en la actualidad, confiterías, charcuterías, fruterías y pescaderías para mí era un plan perfecto, eso, e ir a comprar zapatos, mi otra debilidad. Llevo impregnándome de esos olores desde bien jovencita, sí.

 

2)Tu libro es una invitación a darle rienda suelta  a la creatividad y a hacer las recetas más nuestras ¿recuerdas la primera receta que hiciste tuya?

 

De niña me limité a ayudar en casa y observar con avidez todo ese mundo de colores, sabores y olores, fue casi en mi adolescencia cuando empecé a hacer mis inventos en solitario en cualquier cocina en la que me encontraba. Cuando mamá se marchaba a trabajar era el momento de aprovechar y efectuar mis peripecias culinarias. Mami nunca me riñó por ese entusiasmo y curiosidad, la condición era que estuviera todo recogido después. Cuando se podía, que no siempre, ir al mercado, a última hora de la mañana porque bajaba ya el precio, lo que más me gustaba comprar era el marisco, las gambas, los langostinos, las almejas, los calamares y los mejillones eran mis preferidos a la hora de preparar recetas. Empecé a descubrir otros manjares marinos bastante más tarde, ah,  y los boquerones claro, esos pescaditos los empecé a limpiar desde bien pequeña, de ahí el título del libro.

 

 

Por eso siempre digo a mis comensales y a las personas que me leen que las recetas están para hacerse una idea, pero aunque no tengas idea, toca el producto, mira lo que tienes en tú nevera, en tu alacena «otra cosa bonita que hemos perdido» reúne aquellas cosas que a ti te apetece comer y experimenta, mira lo foto y a partir de aquí haz tuya la receta. Pensad que unas mismas manos, en dos cocinas diferentes, con utensilios diferentes, con fuegos diferentes dará lugar a una receta donde muchos matices cambiarán, no sé porqué, es así, yo misma no cocino igual en mi pequeño Bistrò que en mi casa. Crear a partir de lo que disponemos, ahí está la clave de una buena receta.

 

3)¿Podrías contarnos, aunque sea de forma breve, como es el proceso creativo desde que te inspiras hasta que das con la receta final?

 

El proceso que yo sigo es escoger primero el ingrediente principal, miro siempre siempre de aprovechar los productos que tengo. Es importante para tener una economía sostenible no comprar al tun tun, queremos hacer una paella por ejemplo de marisco y tenemos costillas y pollo en la nevera, pues para ahorrar costes, compramos menos marisco y hacemos un arroz mixto, mar y montaña, mucho más gustoso y rentable. He puesto este ejemplo, lo mismo con algo más delicado como son los canapés. Tenemos en la cocina siempre latas, conservas, salsas, verduras, frutas, son una base perfecta para hacerlos y decorarlos. Comprar hay que ir a comprar sin dudar, pero echar un ojo primero, veréis que tenéis un gran potencial de productos para desarrollar cualquier elaboración.
Yo sé más o menos como va a empezar una receta o un un pastel por ejemplo, siempre va a condicionar el final y la presentación del plato de lo que dispongamos en ese momento en casa y de lo que nos proporciona la naturaleza dependiendo de la época del año en la que nos encontremos.

 

4)¿Tienes algún ritual antes de cocinar, mientras cocinas o al terminar?

 

Mi ritual comienza por encender YouTube primeramente, cierro los ojos y hago clic en cualquier parte de la pantalla del ordenador, a ver con qué me sorprende, no sé cocinar sin música. Al finalizar, sesión de fotos, me encanta la fotografía, buscar los ángulos más bonitos y pensar en un texto bonito que pueda acompañar esa receta

 

5)Con cada una de las recetas has dejado una canción, ¿cocinas con música? ¿qué es la música para ti?

 

Prácticamente he respondido a esta pregunta anteriormente. La música lo es todo para mí, me ha salvado antes y ahora, no sé como expresarlo con palabras. Por eso mismo decidí poner tanta música en el libro, a cada persona, me parece uno de los mejores regalos que puedes dar, una canción, siempre con mensajes positivos, jamás con canciones de despecho o rencor, no sirven de nada, la música ha de servir para convertirnos en seres más sensibles, ese es mi modo de verlo, me gusta toda, los clásicos, las canciones viejas, las nuevas, las que no entiendo pero me llegan, la música, inconcebible mi vida sin ella.

 

 

6)Este libro está lleno de rincones, fotografías llenas de belleza y de presente tomadas por ti, da la sensación de que así cómo miras los paisajes y a las personas, también ves los platos cocinados, los dotas de vida y personalidad ¿es así? 

 

El castillo de Calafell, el mar con sus amaneceres y atardeceres, Pau Casals, mi árbol en Las Madrigueras, el faro, la pancarta del aeropuerto de Barcelona, el sifón y otras tantas imágenes tienen mucho significado, todos son anécdotas preciosas, algunos momentos íntimos y otros rodeada de amigos muy queridos. Me gusta el color, aquellos que ven mis ojos porqué no trasladarlo a un plato, porqué ha de ser monocromático pudiendo dotarlo de vida. Es mi marca personal, el color, siempre vivos, junto con las flores y las hierbas aromáticas son los elementos que decoran la parte final de cualquier creación, me gusta sobre todo en los primeros platos y aperitivos hacer un guiño a la tierra que tanta riqueza visual y aroma nos da.

 

7)En tu libro usas ingredientes muy diversos ¿tienes algún ingrediente o plato favorito? 

 

Pan y patatas me flipan. Platos preferidos tengo unos cuantos, empezando por la tortilla de patatas, una ensalada con muchos tomates, el queso buahh, me gustan todas las variedades, el foie me pierde, tengo en tareas pendientes hacer el mío propio, hasta ahora los intentos no han sido satisfactorios para mí gusto, el arroz con cualquier cosa que lo acompañe y el marisco me sigue gustando claro, y los boquerones, me enamoran.

 

8)En la actualidad las prisas y el día a día han hecho que como sociedad disfrutemos poco del presente y de los sentidos. En la cocina hemos substituido alimentos frescos por otros enlatados o precocinados.  En tu libro nos propones dedicarle atención a este aspecto de nuestra vida, ¿Cómo crees que nos alimentamos en España? 

 

Defiendo la cocina de nuestras abuelas, la de entender lo que estás comiendo, la del «a fuego lento», del producto de temporada y fresco, El día que vi envasados los granos de una granada pensé, vamos mal, si hasta esto nos facilitan mal acabaremos. Como buena observadora que soy y a dato curioso, si vas al supermercado la compra de fruta no es muy extensa por la mayoría de personas, de acuerdo, hay excepciones, pero a la mayoría nos da pereza pelar la fruta, sobre todo la de invierno. Si os fijáis, cuando estéis en un buffet de un hotel o de un self service, mirad los platos de fruta pelada y lista para comer que se sirven las personas, mi teoría es cierta, hay pereza de pelar  y miedo a que se nos pase, por eso nos la venden envasada, para «facilitarnos» esa labor en detrimento de nuestra salud y del medio ambiente, plásticos y más plásticos que no son biodegradables para desgaste de nuestro planeta.
Lo mismo con los platos precocinados, hay mil opciones antes de acudir a ellos, son caros, faltos de calidad en la mayoría de los casos, altos en azúcares y sal y dañinos para nuestra salud. Una ensalada, carne o pescado a la plancha simplemente, un lácteo, una fruta, es un menú perfecto preparado en diez minutos, no hay excusas para comer bien, solo es cuestión de querer hacerlo.
Debería haber una asignatura de alimentación en las escuelas, llevamos unas décadas donde nos han vendido comodidad a la hora de alimentarnos y la salud de las personas está en juego, toca dignificar de nuevo la manera en la que comemos.

 

9)Para quien no conozca tu cocina ni a ti, ¿qué les dirías que pueden encontrar en este libro?

 

Yo soy una sencilla cocinera, humilde, de barrio, que demuestro a través de ingredientes de mercado, sencillas pautas para dar realce a platos para hacer que seáis unos grandes gourmets y ser los reyes de la cocina de vuestro hogar. Decorad vuestras mesas siempre, utilizad toda la vajilla que tenéis en casa, no guardéis nada, todos los días son buenos para estar rodeados de lo más bonito que tenemos en casa, poned flores, si tenéis jardín o macetas, así es mi manera de entender la cocina, concedernos unos minutos para comer tranquilos «reconozco que yo esto lo hago pocas veces», darnos una tregua en la vorágine de obligaciones diarias que todos tenemos y esto nos va a convertir en personas mucho más felices.

 

 

10)Y por último, cuéntanos algo que te haya sorprendido desde que decidiste publicar tu libro. Algo que hayas vivido o sentido desde el instante en que tuviste en tus manos tu primer ejemplar. 

 

Quizá la sorpresa más grande haya sido el premio conseguido en China, y la exposición ya para siempre en la biblioteca de La Unesco en París. Todo empezó con unas ganas locas de cambiar algunas cosas, quien me iba a decir que mi vida iba a dar este vuelco tan grande al crear este recetario tan prodigioso. Me ha hecho llorar de alegría y de pena, es un libro muy vivo, no paran de pasar cosas, las personas citadas en él ya se encargan por si solas de hacer que esto sea así. Una de las cosas que más me sigue emocionando  es, lo contenta que se pone la gente cuando conoce la historia de este libro, como día a día, mes a mes, sueño a sueño sigue escalando momentos personales totalmente inimaginables cuando empecé  en solitario este proyecto.

 

El momento de tener el primer libro siempre es emocionante, lo ves durante meses en el ordenador, corrección tras corrección, colocas fotos, borras textos, incluyes otros, cambio tras cambio, cuesta ceñirse a la idea de como será hasta que ya lo tienes en papel. Yo he sido mamá, puedo asegurar que la emoción es muy similar, es un libro sí, pero lleno de humanidad dentro de sus páginas, de sus hojas y de sus palabras, ese cariño es para siempre, como el que profesamos a nuestros hijos.

 

El libro siento que aún está bien vivo, que nos va a deparar alguna sorpresa más, la presentación oficial va a ser, estoy segura, una de los momentos más increíbles que he vivido, lo estoy preparando con devoción, un montón de personas en movimiento. Porque este mundo de cariño es así, contagioso, en la sociedad en general estamos faltos de amor, y yo a través de recetas y música puse mi granito de arena, cocinar con palabras, con afecto ,mi plan perfecto para el futuro.

 

Consigue tu ejemplar aquí

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *