Entrevista a Silvia Paredes en Inmagazine

«La literatura está llena de cosas inútiles absolutamente necesarias». Rosa Montero

¿Os gustaría saber algunos detalles más acerca de Cielo negro y de nuestra autora, Silvia Paredes?

En este entrevista realizada por Inmagazine que compartimos en su totalidad, podrán conocer ambas.

Continué escribiéndola gracias a un sueño que tuve una noche con una escena de la historia en la que la protagonista se lanza a la piscina, literalmente, y me animó a saltar a mí también, sin pensar tan siquiera en si estaría llena de agua o vacía… Así que eso hice, me lancé a la piscina con Adriana, pero entonces sí, debía terminarla, aunque la idea original no tenía absolutamente nada que ver con el resultado…

 

InMagazine (IM): Cielo negro es tu primera novela publicada ¿Qué dificultades has encontrado, bien en el proceso de escritura bien en el trabajo de encontrar una editorial que te publique?

Silvia Paredes (S. P.): Escribir, al fin y al cabo, es la tarea más fácil de este proceso… Solo tienes que dejar que fluyan todas las ideas que tienes mezcladas en tu interior y darles forma. Sí que es cierto que en muchos momentos no sabes cómo continuar la historia, no consigues explicarlo con las palabras o la intensidad adecuada o escribes media página cuando te hubiese gustado escribir cinco. Pero es la parte más emocionante del trabajo: crear, darle vida a esos personajes.

Lo más difícil llega cuando quieres que una editorial la valore y apueste por ella, que convierta esas ideas que tienes en tu mente, ahora en un archivo de ordenador, en una realidad y que llegue a todo el mundo… Creo que es algo con lo que sueñan todas las personas que escriben: que alguien valore tus historias, las convierta en una realidad y las dé a conocer…

IM: ¿Quién fue el/la primero que leyó Cielo negro y qué comentarios te hizo?

S. P.: La primera persona que leyó Cielo negro fue mi mejor amiga; creo que, solo por ese hecho, siempre le ha gustado lo que escribo… No es objetiva, por la relación que nos une desde hace muchos años, pero ella se ha convertido en el lector cero de todas las historias que voy escribiendo y es la persona que consigue devolverme a la realidad cuando en mi cabeza solo hay un caos de ideas considerable y que me ayuda a frenarme cuando decido ir a toda velocidad con mis protagonistas.

IM: ¿Llevabas mucho tiempo con la historia de Cielo negro en la cabeza?

S. P.: Cielo negro es una historia que lleva demasiados años en un cajón, como suele decirse… Empecé a escribirla, prácticamente, cuando terminé la carrera, hace ya más de diez años pero, como digo, escribí unos cuantos folios y la dejé estancada. Años después, estuve trabajando en el departamento de comunicación de una editorial y todos me animaban a seguir escribiendo para publicarla, incluso la directora y mi jefa en aquellos momentos, pero por aquel entonces me llenaba más el hecho de seguir valorando los manuscritos de los demás y hacerlos realidad que continuar con mi propio libro…

Continué escribiéndola gracias a un sueño que tuve una noche con una escena de la historia en la que la protagonista se lanza a la piscina, literalmente, y me animó a saltar a mí también, sin pensar tan siquiera en si estaría llena de agua o vacía… Así que eso hice, me lancé a la piscina con Adriana, pero entonces sí, debía terminarla, aunque la idea original no tenía absolutamente nada que ver con el resultado…

IM: ¿Qué tiene Silvia de Adri y Adri de Silvia?

S. P.: Supongo que mucho y nada a la vez… Pero, principalmente, y creo que lo mejor de todo, es que ambas somos soñadoras a más no poder. Las dos perseguimos nuestros sueños por encima de todo y estaríamos dispuestas a cambiar de ciudad, o de planeta, por conseguirlos… Y por amor, está claro.

IM: Víctor es, aparentemente, algo chulo y engreído… ¿Por qué a las chicas nos atraen este tipo de chicos?

S. P.: Supongo que porque todo lo prohibido atrae y, cuando vemos que alguien es de esa forma, lo asociamos con algo negativo y nos obligamos a nosotros mismos a huir, a prohibírnoslo… ¿Qué ocurre? Que basta que nos digamos “eso no” para que queramos ir corriendo a conseguirlo… Aun así, las apariencias engañan y Víctor es todo lo contrario a lo que parece: es una de esas personas que todos querríamos tener cerca… Son muchos los lectores, tanto masculinos como femeninos, que me han escrito para reclamar un Víctor en sus vidas…

IM: ¿Por qué el título «Cielo negro»?

S. P.: No sé si será un acierto o un error, pero suelo tener el título antes que las propias historias… Ni siquiera pienso en ello, de pronto se me ocurre y, a partir de ahí, comienzo a escribir. En este caso, “Cielo negro” salió de la idea original en la que una chica, su protagonista, quería cambiar su vida para conseguir sus sueños y darle un poco de luz a su existencia pero, finalmente, Víctor nos explica en una parte de la novela que hasta el cielo más oscuro merece la pena ser valorado, porque después de este, apreciaremos más el sol y todo lo bonito que esté por llegar. Es como la propia vida… “Cielo negro” nos enseña que debemos valorar lo que tenemos ahora, en este momento, sea bueno o malo, blanco o negro, porque solo así disfrutaremos del presente y de todo lo que esté por llegar de forma más intensa.

IM: ¿Te planteaste un final abierto para una segunda parte? ¿Tuviste claro el final desde el inicio o surgió conforme escribías?

S. P.: Quien me conoce sabe que soy la indecisión convertida en persona… Sin hacer spoilers, en un principio el final era completamente distinto al que conocemos y la novela iba a constar de dos partes… De hecho, pueden apreciarse bien marcadas a lo largo de la historia, pero finalmente opté por unir ambas y hacer una historia más extensa con el final que a mí me hubiese gustado, como lectora.

IM: Estás ya inmersa en la escritura de una nueva novela… ¿romántica? ¿Erótica? Cuéntanos un poco.

S. P.: Ahora mismo estoy terminando mi tercera novela… La segunda historia, que probablemente vea la luz en los próximos meses, consiste en una bilogía y, en estos momentos, estoy desarrollando el final, despidiéndome de los nuevos personajes con los que llevo ya muchos meses y a los que les he cogido un cariño impresionante. Se trata de una novela romántica y erótica completamente distinta a la primera. Es mucho más intensa y profunda, y he dejado todo lo que podía de mí entre sus líneas. De hecho, estoy evitando escribir el final por la tristeza que me provoca el despedirme de su protagonista. Porque los que ya hayáis conocido a Víctor, ¡esperad a conocer a Noah! Creo que va a ser difícil superarle pero me gustan los retos.

IM: ¿Te lanzarías al género negro/policíaco?

S. P.: Como lectora, me encanta el género negro, de suspense y en todas sus formas posibles, y cómo consigue mantenerte con el alma en vilo hasta el final de la historia y romperte todos los esquemas… Estoy pensando darle un giro a mis próximas novelas y darles cierto toque de misterio e intriga, pero de momento estoy muy a gusto en la romántica, ya que es donde he crecido y he vivido siempre, tanto en películas como en lecturas. Soy romántica por naturaleza. No obstante, estos últimos años me he animado a salir de mi zona de confort y ¡me atrevo con todo! Así que, quién sabe…

Cielo negro es su primera novela, aunque ya ha escrito otra más y a punto está de culminar la tercera. Periodista madrileña residente en Burgos y una escritora imparable, así se nos presenta Silvia Paredes.

 

 

Cielo negro, Silvia Paredes

Desde que era una niña, el sueño de Adriana es convertirse en una gran bióloga marina. Sin embargo, es una chica normal que vive su apasionante profesión encerrada entre las cuatro paredes de una oficina hasta que recibe una llamada, con una proposición, que cambiará su manera de vivir de forma radical para siempre. Es entonces cuando conocerá a Víctor, en la otra punta del país. Un chico que parece ser justo lo contrario a lo que ella necesita, todo aquello de lo que ha estado huyendo siempre.
Dos jóvenes completamente opuestos, que parecen odiarse desde un primer momento, pero con algo en común: su pasión. Una historia que no dejará de girar entre delfines y tortugas marinas, entre rescates y puestas de sol que parecen eternas…
¿Qué harías si para cumplir tus sueños tuvieras que renunciar al amor de tu vida? ¿Te animas a descubrir el secreto que esconden las tortugas…?

¿Entonces?
¿Queréis publicar con nosotros?
¡Contacta!
Mail: info@avanteditorial.com
Teléfonos: 931176379 – 648015317

¿Tenéis blog, queréis formar parte de nuestros lectores?
Envía mail a: comunicacion@avanteditorial.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Información básica sobre protección de datos Ver más

  • Responsable Ezequiel Teodoro Fernández.
  • Finalidad  Moderar los comentarios. Responder las consultas.
  • Legitimación Su consentimiento.
  • Destinatarios  One.com.
  • Derechos Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional Puede consultar la información detallada en la Política de Privacidad.